martes, 17 de febrero de 2009

Orografía de Bolivia


Los Andes, que penetran el país de NO a SE, se dividen en las cordilleras Occidental o Volcánica y Oriental o Real. Entre estas se extiende el Altiplano, una zona de frecuentes vientos helados, cortada por desfiladeros y muy rica en recursos minerales (Bolivia es uno de los primeros productores mundiales de estaño, antimonio y tungsteno).

Hacia el NO se extienden las selvas, que contienen valiosas y abundantes especies madereras. El departamento de Cochabamba, es una importante zona agrícola. En los Andes bolivianos se hallan algunas de las cumbres más elevadas de América, superiores a los 6,400 m. El nevado de Illampu, el nevado de Ancohuma y el Illimani son los picos más altos de los Andes bolivianos.

Abundan los volcanes, algunos en actividad. Los principales son el San Pedro (activo) y el Sajama (extinguido). El lago Titicaca, en la altiplanicie de los Andes, es navegable por embarcaciones de gran calado y contiene muchas islas. La frontera con Perú atraviesa de N a S el lago.

En el periodo silúrico, una serie de cimas emergió del océano que cubría el actual territorio boliviano. Estas cimas corresponden hoy a las sierras que se extienden de Nordeste a Sudeste en el departamento de Santa Cruz. En el terciario se añadieron a ese conjunto orográfico los Andes orientales y occidentales, dando lugar a la altiplanicie y a las regiones bajas circundantes.
Predominan los estratos paleozoicos, cubiertos por formaciones cámbricas y silúricas, pizarras y grauvacas, areniscas devónicas, calizas y areniscas carboníferas, conglomerados y carbón y caliza fosilíferos.

En otros tiempos, el territorio boliviano ha registrado grandiosos fenómenos geológicos. Por ejemplo, unos cien años después del descubrimiento de América, se produjo el hundimiento de la parte Sur del altiplano donde se asienta La Paz, dando origen al valle de Achocalla. Al Sudeste de la capital desapareció, también por hundimiento, el pueblo de Aucuancu.

Ocurrieron otros fenómenos, producidos en todos los casos por nivelaciones del terreno originadas por movimientos de consolidación, por la acción de corrientes de agua subterráneas, etc.

El sector montañoso está formado por dos ramificaciones de la cordillera de los Andes que se separan en el Perú, en el nudo de Vilcanota, para circundar el lago Titicaca. La ramificación occidental, que señala el límite con Chile, está formada por cimas de origen volcánica separadas por valles que permiten la comunicación con el Pacífico. Doce picos superan los 5000 metros: el más elevado es el Sajama, con 6570 m. de altura.

La Cordillera oriental o real de los Andes es una cadena ininterrumpida, con algunas cimas que se cuentan entre las más altas del país, superando los 6000m. Esta cadena divide la cuenca interna del altiplano de las de algunos afluentes del Amazonas y río de la Plata.

Entre estas cadenas se extiende la región del Altiplano o Meseta andina, gran corredor de 130 km. de ancho y 800 de largo.

Su altitud media es de 4000 m. Las ramificaciones de la Cordillera occidental forman varias cuencas en las que las escasas aguas se evaporan fácilmente y dejan depósitos de sales llamados salares.

En los contrafuertes de la Cordillera real se encuentran valles y gargantas que descienden hacia las llanuras tropicales, uniendo la región andina con el Este. Entre esos valles se encuentra la región de las yungas, pasos estrechos con terrenos muy fértiles, elevadas temperaturas y mucha humedad.

El sector sur de las yungas desciende suavemente hacia las llanuras tropicales, extendiéndose las mismas hasta los límites con Brasil, Paraguay, Argentina y parte de Perú -es decir, la mayor parte del territorio boliviano-. Los llanos descienden de los 500 a los 200 metros y están bañados al Norte por ríos que pertenecen a la cuenca del Amazonas y al Sudeste por los afluentes del Paraguay. Al Norte y al Este el clima es cálido y las lluvias abundantes, y la selva tropical cubre toda la región con una superficie de más de 500000 hectáreas. hacia los llanos meridionales, el suelo es más seco y las lluvias disminuyen, comenzando allí los "campos" con una vegetación similar a la sabana.